La Supercopa de Europa: protagonista absoluta en el avión de vuelta a Barcelona