Miles de personas, incluido Defoe, dan el último adiós a Bradley Lowery con camisetas de fútbol con su nombre