Stephen Curry enloquece al público y se planta en las finales de la NBA