Stefan Kraft hace historia y bate el récord del mundo en salto de esquí: ¡253,5 metros!