Solari aprieta a Isco y Bale para que reaccionen sobre el terreno de juego