Simeone saludó en todas direcciones de la grada menos al Frente Atlético