Simeone acabó expulsado y entonando el ‘mea culpa’: así fue la pesadilla del Pizjuán