Simeone acepta sus puntos débiles: “Nos cuestan los equipos que se encierran”