Simeone siguió desde el autobús en su móvil la victoria del Madrid ante el Bayern