Ni cumbre ni fichaje: Simeone y Dybala simplemente coincidieron en el mismo restaurante en diferentes cenas familiares