Silencio y caras muy largas: la imagen de Emery y Al Khelaifi en el autobús tras la derrota en el Bernabéu