El Sevilla sueña 60 años después con estar en unos cuartos de Champions