El Sevilla se proclama campeón y deja al Atleti sin doblete