El Sevilla ante una nueva oportunidad de quitarle la Supercopa de Europa al Barcelona