El Sevilla se hizo pedazos frente al Braga