Guerra abierta: Las posturas del Sevilla y la Federación de cara a la Supercopa de España