Sergio Ramos cumple su promesa con un niño y le regala su camiseta en el Pizjuán