Sergio Ramos trabaja con una máquina creada por la NASA para su recuperación