Sergio Ramos se defiende de las críticas y de los pitos del Santiago Bernabéu