Sergio Ramos se lleva una atronadora ovación de la prensa tras el partido