Sergio Ramos se encaró con Luis Suárez por el penalti: Zidane estalló en el banquillo