Las lágrimas de Sergio García tras la tercera Ryder consecutiva de Europa