Semedo, jugador del Villareal, evita el juicio tras propinar un botellazo en una discoteca de Valencia