Sandro, la guinda del Sevilla para cerrar un mes de frenético de fichajes