San Marino vuelve a marcar un gol como visitante después de 14 años sin hacerlo