El enfado de Rummenigge en la presentación de James: su camiseta no llevaba número