Rubi está sentenciado en el Betis y es seguro que no seguirá la próxima temporada