Rompe a llorar al no conseguir un autógrafo de Griezmann tras recorrer 200 kilómetros