Recibe insultos racistas, le sacan amarilla por quejarse y decide abandonar el campo