El Real Madrid respira tranquilo con la vuelta de Cristiano del Mundial