El Real Madrid tiene una misión: ‘terapia blanca’ para un Benzema en apuros