Al Real Madrid no le perdonan su pobre imagen en su estreno