El Real Madrid podría jugar con un equipo totalmente español once años después