El Real Madrid se ha gastado ocho millones entre compras y ventas en los últimos cuatro años