El Real Madrid tuvo muchos goles y poco fútbol frente al Xerez