Los jugadores del Real Madrid vivieron emocionados la llegada del autobús al Santiago Bernabéu