El Real Madrid se centra en lo deportivo y solo piensa en la victoria ante el Girona