El infierno rojillo del Real Madrid en El Sadar: Una victoria en seis partidos