El Real Madrid es la base de la nueva España de Luis Enrique con seis titulares ante Croacia