Del fútbol a la frutería