Raúl García dice adiós al Atlético de Madrid entre sus lágrimas y las de sus compañeros