Ramos responde a los hinchas ingleses que le silbaron en Wembley: “Nadie recuerda las amenazas de muerte que recibió mi familia”