La confesión de Ramos sobre Shakira que demuestra que Piqué y él no se llevan tan mal