Ramírez, presidente de Las Palmas, en libertad tras una detención de película al aterrizar en Gran Canaria