Rafa Nadal reina en el drama de Londres