Rafa Nadal, más líder que nunca