El vacile de Rafa Nadal a aficionados que se creían que jugaban con él en realidad virtual