Puros, champán, gafas... La fiesta de los Warriors tras ganar el anillo