Puro morbo para Madrid y Barça en el sorteo de la Champions League