Primeros incidentes en Bilbao: Un solo ultra ruso se enfrenta a toda una manifestación antifascista